Dumba en MundoPark

Soy Juan Luis Malpartida, director de MundoPark. Estamos sufriendo un trato injusto de parte de gente que no se ha molestado en venir a conocernos para juzgarnos después. Hemos repetido hasta la saciedad que los dueños de Dumba, a quienes considero unos auténticos señores, hace aproximadamente unos dos meses, me solicitaron ayuda porque eran objeto de una terrible persecución por parte de FADDA, una asociación “animalista” que les perseguía por donde quiera que se moviesen.

MundoPark es un centro de rescate de fauna en el que a diario recogemos animales abandonados de cualquier especie y  sin ayuda alguna de la administración, financiando los gastos con la entrada del público que nos visita, los socios del club de amigos y algún que otro rodaje de cine o televisión. A sabiendas de que podría ser objeto de críticas por parte de ésta asociación, me veía obligado a ayudarles, sobretodo porque evitaría que éste animal siguiese dando tumbos por ahí, y también por ellos para aliviarles el sufrimiento que estaban padeciendo. Tengo claro que para querer a los animales primero hay que querer a las personas y sobre todo si éstas se lo merecen.

Dumba ahora sin duda está más feliz que en toda su vida, primero porque no tiene que seguir viajando, en segundo lugar porque está en la provincia que más horas de sol tiene al día, también porque tiene una finca de 130 Has. para pastar y pasear y por último porque con ella está su familia que es con quien Dumba desea estar. Le hemos preparado una instalación super digna y en la que a pesar de su amplitud, el poco tiempo que está en ella, ya que continuamente le pasean, permanece prácticamente estática a la espera de que aparezcan sus dueños y se la lleven de paseo. A continuación se muestran algunas fotos, porque efectivamente una imagen vale más que mil palabras. El parque está abierto para quien desee conocer la vida de la elefanta, y comprobar cuanto digo. 

Si quieres conocer más a fondo mi respuesta a las recientes acusaciones de la Asociación faada puedes leer lo publicado en el periódico La Vanguardia El zoo que acoge a la elefanta Dumba afirma que el animal vive “completamente feliz”